HOME
Leading the way to a cure

¿Qué es Lupus?

El lupus es uno de los tantos trastornos del sistema inmunológico comúnmente conocidos como enfermedades autoinmunes. En este tipo de enfermedades, el sistema inmunológico ataca al cuerpo que debería defender, causando así inflamación y lesiones a diversos órganos y tejidos. El lupus puede afectar diversas partes de nuesro organismo, entre ellas las articulaciones, la piel, los riñones, el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y el cerebro. A pesar de que las personas que sufren de esta enfermedad pueden tener muchos síntomas diferentes, entre los más comunes podemos mencionar fatiga extrema, dolor o infamación en las articulaciones (artritis), fiebres sin explicación, sarpullidos en la piel y problemas renales.

No existe cura para el lupus. Sin embargo, la enfermedad puede ser tratada eficazmente con medicamentos y la mayoría de las personas que la tienen pueden llevar una vida activa y saludable. El lupus se caracteriza por períodos de enfermedad, denominados brotes, y períodos de bienestar, o remisión. Saber como evitar los brotes y cómo tratarlos cuando suceden, ayuda a los pacientes a mantenerse saludables.

Dos áreas de suma importancia en la investigaci'on del lupus, es saber quién lo contrae y por qué. En la actualidad, sabemos que hay una cantidad mayor de mujeres que de hombres afectdos. El lupus es de dos a tres veces más frecuente en mujeres afroamericanas que en caucásicas, y también es más frecuente en mujeres de descendencia hispana, asiática y aborigen. Entre las mujeres afroamericanas e hispanas hay más probabilidades de que se presenten manifestaciones mas agresivas de la enfermedad. A pesar de que varios miembros de una familia pueden tener lupus, el riesgo de que un hijo o un hermano o hermana de un paciente también lo padezca es bastante bajo. Es difícil estimar la cantidad de personas que tienen lupus en los Estados Unidos, ya que los síntomas varían enormemente y su inicio es difícil de determinar.

Existen diferentes tipos de lupus:

•    Lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) es la forma de la enfermedad a la que se refiere la mayoría de las personas cuando hablan de "lupus". La palabra “sistémico” significa que el lupus puede afectar muchas partes del cuerpo. Los síntomas del SLE pueden ser leves o graves. El SLE afecta mayoritariamente a personas de 15 y 45 años de edad, pero puede presentarse en culaquier edad.
•    Lupus eritematoso discoide es un trastorno crónico de la piel que provoca la aparición de un sarpullido rojo prominente en el rostro, cuero cabelludo u otras partes del cuerpo. Las áreas prominentes pueden convertirse en más gruesas y escamosas, y pueden dejar marcas. El sarpullido puede durar tanto varios días como años y puede repetirse. Un pequeño porcentaje de personas que padecen de lupus discoide sufren o desarrollan SLE.
•    Lupus eritematoso cutáneo subagudo hace referencia a lesiones de la piel que aparecen en las partes del cuerpo expuestas al sol. Las lesiones no dejan marcas permanentes.
•    Lupus inducido por medicamentos es causado por el consumo de ciertos medicamentos. Entre ellos podemos mencionar algunos anticonvulsivos, remedios contra la hipertensión, antibióticos, antimicóticos, medicamentos para la tiroides y pastillas anticonceptivas orales. Los síntomas son similares a los del SLE (artritis, sarpullidos, fiebre y dolor en el pecho) y normalmente desaparecen por completo cuando se deja de suministrar el medicamento. Los riñones y el cerebro casi nunca son afectados.
•    El lupus neonatal es una enfermedad poco frecuente que afecta a bebés recién nacidos de mujeres que sufren de SLE, síndrome de Sjögren, y en algunos casos, que no padecen ninguna enfermedad. Los científicos sospechan que el lupus neonatal está causado en parte por autoanticuerpos (proteínas) en la sangre de la madre denominados anti-Ro (SSA) y anti-La (SSB). Al nacer, estos bebés presentan sarpullidos en la piel, problemas hepáticos y bajo recuentos de glóbulos. Estos síntomas desaparecen de forma gradual con el transcurso de los meses. En algunos casos poco frecuentes, los bebés con lupus neonatal puede sufrir bloqueo cardíaco congénito por el cual la formación de tejido fibroso en el corazón del bebé interfiere con los impulsos eléctricos que afectan el ritmo cardíaco. El lupus neonatal es poco frecuente y la mayoría de los niños de madres con SLE son completamente saludables. Todas las mujeres embarazadas que saben que tienen los anticuerpos anti-Ro (SSA) o anti-La (SSB) deben ser monitoreadas mediante ecocardiogramas durante las semanas 16 y 30 del embarazo. Es importante que las mujeres que sufren de SLE u otros trastornos relacionados con el sistema autoinmune tengan supervisión médica durante todo el embarazo. En la actualidad, los médicos pueden identificar a las madres con riesgo de complicaciones, permitiendo el tratamiento oportuno del niño antes o después del parto. Además, el SLE puede tener brotes durante el embarazo, pero la atención adecuada puede ayudar a que la madre goce de un embarazo saludable.

Fuente: Instituto Nacional de Salud (NIH)

¿Quién puede tener lupus?

Se estima que un millón y medio de personas tienen lupus en los Estados Unidos. Cualquiera puede tener lupus, pero ciertas personas están más predispuestas. El Consorcio Internacional de Genética SLE (SLEGEN, por sus siglas en inglés) financiado por la ALR, ha identificado una correlación entre determinados genes y mujeres con lupus. Nueve de cada diez personas con lupus son mujeres y, por lo general, la enfermedad aparece durante los años reproductivos. El lupus es tres veces más frecuente en las mujeres afroamericanas que en las caucásicas, y también es más frecuente en las mujeres de descendencia latina, asiática y nativa americana.

¿Cuáles son los síntomas del lupus y cómo se lo diagnostica?

Desafortunadamente, las señales de alarma del lupus pueden ser muy similares a las de otras enfermedades. Entre los síntomas más comunes podemos mencionar fiebre baja persistente, fatiga extrema y dolor o inflamación en las articulaciones. El denominado sarpullido del lupus, que a menudo se presenta en forma de mariposa de color rojizo o morado sobre el puente de la nariz y las mejillas, es otro indicio frecuente. En la actualidad, no existe una única prueba o análisis que permita diagnosticar el lupus. A veces, pueden pasar varios meses, y en algunos casos años, desde la aparición de los primeros síntomas hasta el diagnóstico definitivo. Si bien existen algunas pruebas de sangre que ayudan a diagnosticar el lupus, ninguna de ellas es definitiva.



1.5 millones

personas en los E.U. tienen lupus.

90 millones

dólares comprometidos con la investigación del lupus por la Alianza para la Investigación del Lupus.


Estamos caminando a través de los Estados Unidos para crear conciencia y fondos para la investigación del lupus.

No puede asistir? Únete a nuestro Paseo Virtual Nacional para participar en cualquier momento y en cualquier lugar.


Mostrar su apoyo visitando la Alliance for Lupus Research. Descubre el regalo perfecto, o prepararse para un paseo con nuestra selección de ropa y accesorios.